martes, 31 de diciembre de 2013

SAN SILVESTRE TARRAGONA

Otro año mas que acaba, y que mejor manera de hacerlo que corriendo la San Silvestre.

Este año ha estado un poco en suspense mi participación en ella, ya que después de la maratón de Florencia, hace casi un mes y medio, arrastro unas molestias en la rodilla derecha que no me ha dejado correr durante todo este tiempo.
Pero las últimas semanas ha ido mejorando un poco, y aunque puedo ir ya casi sin molestias en bici y nadar, corriendo todavía tengo días regulares y malos.

Pero yo intento correrla, como buena tradición que es.

En el Serrallo, me encuentro con Fernando y su mujer Olga, con los que he decidido correr para no forzar demasiado, pero nada mas empezar, veo que el ritmo va a ser mucho mas cómodo del que yo esperaba.
Así que en el primer km ya voy solo, encontrándome a Isaias y charlando un rato con él.


Le dejo y continuo a un ritmo de 5min/km, que de momento veo que voy aguantando sin mucho dolor.

Tal como entramos en el espigón, me cruzo con Luis Calero, y mientras charlamos de todo y nos vamos contando nuestras lesiones, llegamos a meta.


Sigo notando alguna molestia que otra, pero espero que esto vaya desapareciendo poco a poco.
Ya se que no llego a la maratón de Tarragona, pero como mínimo, que no me estropee demasiado toda la plantificación de la temporada que me había propuesto, aunque este parón de mas de un mes ha sido un buen palo.

Una vez con Montse y los críos, y de felicitar las fiestas a toda la gente conocida, toca prepararse para las uvas y empezar con buen pie el año nuevo.