sábado, 31 de diciembre de 2011

SANT SILVESTRE

Ya acaba el año, y con el, la última carrera de 2011.
Como que he empezado el entreno del Xtremman, decido bajar corriendo desde Pallaresos, para hacer 9km mas. Una vez llego al Serrallo, muchas caras conocidas.

Esta es una carrera que mucha gente se la toma como una fiesta. Yo me lo tomo como un pequeño test para los 10km, distancia en la cual, todavía no tengo marca.

Isaias disfrazado de Caperucita

También tengo que hacer mención al estreno de mi mujer y mi cuñada en el mundo del running y a su primera carrera, después de 20 días de su inicio en el deporte.

Montse, Ester y Cristina
A las 17:30 dan la salida. 1400 corredores, algunos dispuestos a darlo todo y otros a pasárselo en grande
Me cuesta un poco acercarme a los grupos delanteros, sorteando a mucha gente. Una vez en la rotonda del puerto, encabezo un grupo bastante rápido, corriendo mas o menos a 3´20´´.
El grupo delantero, como no, se va distanciando de nosotros, y cuando damos la vuelta en el espigón, nuestro grupo se a roto bastante, dándome el relevo  dos corredores del runnersworld.
De vuelta me voy cruzando con todos los conocidos, Montse, Ester, Cristina, Isaies, Moreno, Pedro, Biel...
Llegamos juntos hasta dar la vuelta en la playa del Miracle, donde decido aflojar un poco, ya que me noto un poco al limite, y ya que para mi es un test, tampoco veo necesario esforzarme mas de la cuenta.
Antes de entrar en la parte nueva del puerto, me encuentro a Manolo dando ánimos y a mis suegros con mis hijos y a Gema, mi cuñada.
Al bajar un poco el ritmo, desde aquí hasta meta, me pasan cuatro corredores, acabando con un tiempo de 34´ en la posición 25.
Conclusión final: hay que entrenar mucho y mas específico, por lo que lo dejaré una vez haya acabo el Ironman de Salou.

Con Sergi Fotanillas, que no se pierde ni una

Van llegando la gente, y mientras espero a que acabe Montse y Ester, voy saludando a los amigos que me voy encontrando,Joan Andreu, Isi, Raúl Gomez, ... junto la compañía de Manolo.
Una vez estamos todos, toca prepararse para las campanadas.

FELIZ AÑO NUEVO

jueves, 8 de diciembre de 2011

TIERRA DE MAQUIS

Nos dirigimos hacia tierras de maquis, en el Bages.
Después de hora y media de coche, llegamos a Santpedor, punto de salida.


La primera hostia no nos la damos encima de la bici, sino al bajar del coche. Una temperatura que ronda entre 1º y 2º grados.
Toca preparar las cosas, para ponerse en marcha e intentar entrar en calor.
Hoy el día se presenta lento, los kilómetros van a costar de pasar, ya que es una ruta con muchos senderos y trialeras, lo cual hace que sea muy entretenido.
La verdad es que por esta zona hay una gran cantidad de caminos que bifurcan hacia todos los lados.


Nosotros como que no conocemos la zona  y vamos siguiendo el track marcado, tenemos que ir muy atentos de no pasarnos ningún cruce.
Después de cruzar Santpedor, cojemos pista a la derecha, para empezar con los senderos y como no, a empezar a subir.


Después de algún sube y baja, rozamos Pinedes de Castellnou, con unas buenas rampas hasta llegar al Turo del Soler. Aquí cresteamos un poco hasta Castellnou del Bages, donde paramos a desayunar.




Nada mas salir, seguimos subiendo, hasta el Turo de Cellers, serpenteando por una senda, no muy complicada, pero con tramos de hielo y barro que te obligan a dejar todos los sentidos en el camino, llegando a la Torre del Moro, para empezar a bajar y llegar al Pla de l¨Espinal.

Escombrera salina del Cogullo (Sallent)

La cubierta de Manolo pierde aire, y decide parar a poner una cámara. Mientras unos le echamos una mano, Joan Pere va buscando robellones y los demás han decido continuar chino chano.


Se nos hace tarde, y decidimos recortar la ruta.
Cojemos una pista rápida, que nos lleva a un sendero de bajada muy entretenido.





Ya llegamos a la orilla de la sequia, para seguir su cauce hasta llegar al polígono de Santpedor, donde paramos a comer y a contar cuatro batillitas.
Salimos casi a las seis de la tarde, ya para dirigirnos de vuelta a casa y a descansar.
A sido una ruta muy entretenida, con una gran cantidad de senderos y trialeras. La única pega que hemos encontrado algunos del grupo, es que las bajadas no eran excesivamente largas.
Aun así, una zona que bien vale la pena ser visitada