domingo, 11 de julio de 2010

VIPXTREM


Ya esta aquí, como yo le llamo, la Selenika de Tarragona.
Unos 370 participantes en esta primera prueba, la cual efectúa la salida a las 7h30 en Vimbodi, dirección Poblet.
La salida es bastante rápida, aunque me lo tomo con calma en compañía del Joan Pere. Empezamos la subida a la Pena, despues de pasar por el Monastir de Poblet. Joan Pere me deja solo, pero le hace el relevo Rafa con el cual iré gran parte de la ruta. Subimos poco a poco, que el día es largo y queda mucho. Una vez arriba, una larga y rápida bajada por la pista de Castellfollit.
Pasamos por la Baltasana y cuando pensaba que ya bajábamos para Prades, pues no, tira "p´arriba".
Ahora si, estamos en Prades y desayunamos un bocata. Aquí nos adjuntamos Rafa y yo con Raúl y Markitos para enfilar una pared hormigonada de cal deu, para cojer una pista de bajada rápida hasta Cornudella.
Bordeamos el pantano de Siurana, que esta a tope, y nos entran ganas de pararnos y meternos un chapuzón. Pero 100m antes del avitallamiento pincho, mierda, no se porque pero me lo esparaba. Cual fue mi sorpresa que descubro que también he perdido el tornillo de la patilla, que lo soluciono con una brida y al poner la rueda, las pastillas de freno se han salido de sitio, uffffff, pero que pasa aquí !!!!!
Paramos en el avituallamiento y se uno con nosotros el Joan Pere. Raúl y Markitos fueron tirando. Es un momento de bajón absoluto, por los km, vamos por la mitad, por el rato caminando y por los repechones que nos encontramos hasta l´Arbolí, a medio camino un espejismo, una señora con una manguera de agua, esto me vuelve a dar vida, aunque los intentos de rampas están hay y ya no me abandonaran el resto de la carrera. Abanzamos hasta Castillejos, donde paso al amigo J. Marti y seguídamente la Mussara, donde nos esperan los macarrones. Estos me sientan de coña, porque empiezo a subir un poco el ritmo, dejando atrás a Joan Pere y a Rafa, encaminándome hacia un senderillo rápido pero bonito, para acabar cogiendo una pista pedregosa hasta l´ Aixavega.
Subimos, como no, hasta Montral, donde hay un avituallamiento y remojón con la regadora. Me vuelvo a encontrar a Raúl y bajamos juntos una trialera donde me lo paso en grande. Abajo, primer punto de control.
Continuamos pero el calor cada vez es mas intenso y pasamos por las Barrulles donde no hay ni media sombra hasta Capafonts. A partir de aquí las fuerza se me han acabado y Raúl me deja solo. La subida de la Aballera hasta Prades si hace dura e interminable y una vez llegado al ultimo avituallamiento, sigue subiendo, "esto no se acaba nunca".
Por fin llegamos arriba y me encuentro con Markitos. Empieza la bajada haciendo un sendero muy estrecho para llegar a la pista de las minas. Ya no me quedan fuerzas ni para bajar, me duele el culo y las muñecas, esto es una pesadilla.
Segundo punto de control y a llanear hasta Vimbodi, que parecía que no llegaba nunca.
Meta, diploma, longaniza y por supuesto un baño en la piscina. Ya tocaba descansar