sábado, 19 de junio de 2010

SERRA MAJOR DE MONTSANT


Recojo a Ramón y nos dirigimos a Cornudella, donde nos esperan el resto de compañeros de Barcelona, bttmania, y los de casa, Josep Maria y Lluis Pons. Esta es una ruta bonita de hacer, pero larga, a causa de muchos tramos caminando, pero que vale la pena hacer de vez en cuando.

Una vez estamos todos preparados, nos hacemos la foto de rigor y empezamos a subir dirección a la ermita de Sant Joan de Codolar, siguiendo por una trialera muy bonita de hacer, que transcurre por medio del Montsant hasta llegar a la Albarca, donde nos reagrupamos para hacer la ascensión hasta arriba de la Serra Major,
con unos bueno repechones cimentados y dejando a nuestro paso la ermita de Cornudella.


Hacemos un tramo caminando antes de llegar a la Roca Corbatera.




A partir de aquí, llaneamos por la carena hasta descender al barranco de la Falconera, donde paramos a cojer fuerzas.









Seguimos por la carena de la Serra Major, hasta comenzar el descenso a Cabaces, pasando primero por la ermita de la Mare de Deu de la Foia y la ermita de Sant Roc.



La alegría dura poco y volvemos a subir por una pista y luego un sendero hasta la fuente de la Cavaloca, donde Bea tiene la mala suerte de romper el cambio y se retira



Nos dirigimos a la Morera del Montsant para comer, pero antes nos encontramos con una fuerte subida cimentada del 30% que me deja medio tocado, suerte que es corta

Salimos de comer y solo queda cojer el sendero de bajada, els Cartoixans, hasta Cornudella. Pero antes Luis se obligado a bajar por carretera por culpa del sillín.


Una ruta entretenida y bonita, y gracias que hoy el sol nos ha dado una tregua



























domingo, 6 de junio de 2010

REUS-PRADES-REUS

Con un par de semanas de antelación, y con poco entreno sobre mis piernas, no me lo pienso mucho y me dejo engañar por Rafa y Kico para hacer esta travesía tan típica de la zona.

El día empieza pronto, ya que la salida se da a las 7h de la mañana y debajo de una árbol y con un chaparrón impresionante esperamos que de comienzo la marcha. Alucine un poco viendo como a la gente le daba igual la que caía, y esperaban en la salida impacientes. Una vez suena el pistoletazo y la gente arranca, pues no queda otro remedio que tirar para delante. Las personas que nos veían no debían de dar crédito a lo que veían; las 7h de la mañana, mas de 500 personas y cayendo una de agua que tela, pero es que estamos locos o que ????

Una vez salimos de Reus, nos encontramos con la primera subida por la urbanización de Castellvell.

Es mi primera salida tan larga, después de la maratón, y me fijo que la gente se lo toma con calma, subida que nos encontramos y que se aprovecha para parar y subir andando. Como soy novato en esto y no quiero pecar de euforia, yo con Kico y chino chano, que el tiene mas tablas que yo en este tipo de marchas.


La lluvia nos de una tregua, pero corta, ya que comenzamos a subir el Coll de la Batalla (primer avituallamiento) y vuelve a llover, pues nada, vuelve a ponerte el chubasquero.



Pero ese sería el último chaparrón del día, que pensándolo bien, casi que fue de agradecer, porque el día al final fue genial, nublado y con poco calor.









En la Font del Roure (km14), nos encontramos el primer avituallamiento. Me hidrato y como un pequeño bocata y un poco de fruta y seguimos por el PR subiendo hacia las antenas de la Mussara, donde nos encontramos con un punto de control (km 23)



Ya una vez coronado la Mussara, el camino se hace mas cómodo, pero mas rompe piernas, un sube y baja constante, donde diviso Capafonts, hasta llegar a la plaza de Prades (km26). Aquí parada obligatoria, como en todos los puntos de control y avituallamientos, donde me como otro bocata, pequeño que sino luego se me hace pesado, me hidrato bien, y reorganizo la mochila.


Ya salimos dirección la Febró (km 31), alternando GR y PR

El cansancio ya es notable, y todavía queda realizar la última subida al Coll de L´Agustenc, por un PR que pica hacia arriba de lo lindo, hasta llegar otra vez a la carretera de la Mussara (km 36). En este último repecho, dejo atrás a los compañeros Kico y Albert. Cierto es que aunque las fuerza empiezan a escasear, lo subo a un buen ritmo, al igual pensando que ya era la definitiva y que a partir de aquí, mayormente ya pica hacia abajo. Ya he hecho el mayor parte del desnivel, lo mas duro, o eso pensaba yo, por que el PR que nos lleva a Vilaplana (km 41) se me hace interminable. Una bajada de piedras, piedras y mas piedras, que si me hubiesen dado a elegir, la hubiese cambiado por una subida. No recuerdo un dolor tan intenso en los tobillos y el haberlo pasado tan mal, como en ese descenso.

Un dolor en los tobillos que maldigo en cada torcedura y que se me hace muy doloroso hasta el final de la prueba. Lo paso muy mal hasta Vilaplana, llaneando o en pista el dolor es muy intenso.

La verdad es que una vez pasado este punto, el trayecto ya es mas un puro tramite hacia Reus, con tramos nada bonitos de hacer y ya muy pesados

Llego a l´Aleixà (km45), donde paro para comer y beber, para continuar dirección la Boca de la Mina

Dejando el pueblo, me uno con otro corredor, al cual le debo, creo, el acabar dignamente. El ir hablando lo que queda de trayecto, coincidimos sin saberlo y por primera vez los dos en la maratón de Barcelona, y de mas cosas, los ánimos que me iba dando y esperándome de vez en cuando es de mucho agradecer. Y que también se conocía el camino, porque sinceramente, los momentos que fuí solo, casi que no sabía por donde tenía que pasar. Iba siguiendo el camino y gracia que por delante siempre veía a alguien, porque la travesía estaba muy poco marcada. De aquí que nos dieran un mapa y la posibilidad de bajarte el track para el gps.

Ya llegando a la civilización, y pasando por Pere Mata (km 53), yo ya no puedo mas, el dolor en los tobillos es insoportable, que unido al cansancio, se me hace muy duro. Pero sigo recibiendo el apoyo del colega que ya me es imposible poder seguirle y hago los dos últimos km arrastrándome y siguiendo de cualquier manera

Ya veo las piscinas (km55.4) y por fin esto esta a punto de acabarse

Ya en la llegada, una medalla, una diploma con el tiempo total, 7h´11, y la comida, una buena longaniza, acompañada de la cervecita fresquita y de un helado.



No tengo que esperar mucho a mis compañeros, y una vez todos listos, para casa a descansar.

Y dos días casi sin poder moverme. Quien me manda meterme en estos galeos